Utilizamos cookies para comprender de qué manera utiliza nuestro sitio y para mejorar su experiencia. Esto incluye personalizar el contenido y la publicidad. Para más información, Haga clic. Si continua usando nuestro sitio, consideraremos que acepta que utilicemos cookies. Política de cookies.
Presenta Sitios para socios Información LinkXpress
Ingresar
Publique su anuncio con nosotros
Ampronix,  Inc

Nueva directriz para exámenes de rayos X en niños

Por el equipo editorial de Medimaging en español
Actualizado el 21 Feb 2018
Print article
Imagen: La nueva directriz de la FDA recomienda que los exámenes de imagenología en los niños se reduzcan al mínimo necesario (Fotografía cortesía de Shutterstock).
Imagen: La nueva directriz de la FDA recomienda que los exámenes de imagenología en los niños se reduzcan al mínimo necesario (Fotografía cortesía de Shutterstock).
La Administración de Alimentos y Medicamentos de EUA (FDA, Silver Spring, MD, EUA) ha publicado una nueva directriz que recomienda que los exámenes médicos de imágenes por rayos X en los niños y pacientes más jóvenes se optimicen para usar la menor dosis de radiación necesaria.

Además, la nueva directriz recomienda que la optimización de la calidad de imagen y la dosis de radiación en las imágenes de rayos X dependen más del tamaño del paciente que de su edad, ya que los pacientes más pequeños requieren menos radiación para obtener una imagen médicamente útil. Sin embargo, no hay que abstenerse de usar los rayos X y la tomografía computarizada (TC) en un niño o adulto que tenga una afección médica, si el examen puede proporcionar información médica importante que pueda ayudar en el diagnóstico o el tratamiento de una amenaza grave o potencialmente mortal.

La guía de la FDA agrega que los profesionales de la salud son responsables de garantizar que exista una justificación para todos los exámenes de rayos X, incluidas la tomografía axial computarizada, la fluoroscopia, las radiografías dentales y las radiografías convencionales, en los pacientes pediátricos, y que también deberían considerar si se podrían utilizar otros tipos de exámenes de imagenología, que no exponen al paciente a radiación ionizante, como el ultrasonido o la resonancia magnética (RM), con el fin de obtener el mismo resultado.

“Técnicamente, el grosor del cuerpo del paciente, la distancia recorrida por los rayos X a través del cuerpo para crear la imagen, es la consideración más importante cuando se trata de adaptar un protocolo de imagenología para los niños”, declaró el Centro de Dispositivos y Salud Radiológica de la FDA (CDRH) en la nueva guía. “Debido a que los niños tienen expectativas de vida más larga tienen más probabilidad de que aparezcan los efectos potenciales, y el riesgo de cáncer todavía no se comprende completamente, por lo que es importante usar la dosis de radiación más baja necesaria para realizar un examen de diagnóstico”.

La información está limitada en cuanto a los riesgos de cáncer asociados con los procedimientos de diagnóstico por radiografía, tomografía computarizada y guiados por fluoroscopia durante la primera infancia. Debido al aumento dramático en el número de niños sometidos a exámenes de TC a nivel internacional, es particularmente urgente estudiar la ocurrencia de riesgos de cáncer pediátrico, adolescente y adulto, asociados con estos procedimientos.


Print article
Radcal

Canales

Copyright © 2000-2018 Globetech Media. All rights reserved.